Archivo de la etiqueta: Gráfica

Fabulas sin moraleja: El desbordamiento de la corrupción en México

En México la corrupción se ha normalizado. Todos los días periodistas y agencias informativas destapan un nuevo caso. Sus protagonistas pertenecen a las realidades excepcionales de nuestra vida social: familiares de élites políticas; integrantes de las élites empresariales; miembros de cuerpos administrativos, especializados en la gestión de recursos billonarios en obras públicas, quienes las realizan durante la gestión de uno o varios funcionarios en cualquiera de los niveles de gobierno (municipal, estatal o federal); intermediarios de servicios que esas obras requieren, así como otros agentes ocultos a la opinión pública por el gris de la vida burocrática.

Esa transgresión, al parecer, termina por blindarlos. Quienes perpetran la corrupción eluden hábilmente la crítica, son inmunes ante el regaño moral y la exigencia ética, incluso parecen estar a prueba de la efectiva impartición de la justicia al infringir la ley. En efecto, se denuncia, a veces se ordenan investigaciones, en contadas ocasiones los perpetradores son procesados y excepcionalmente algunos terminan por cumplir una condena impuesta por un juez.

El combate institucional hacia la corrupción ha sido claramente insuficiente. Desde la sociedad civil un buen número de organizaciones no gubernamentales ha destinado buena parte de su vocación a reportar, monitorear y evaluar cómo nos impacta el problema. Han emitido recomendaciones, pulido metodologías, editado publicaciones para comprender la magnitud del reto… Vivimos inmersos en un sistemático latrocinio que impide el desarrollo social, obstruye las posibilidades de un crecimiento económico sostenible y genera una violencia estructural. Éstos y muchos otros efectos perjudiciales de la corrupción están comprobados, sin embargo, el engranaje de esa fuerza sigue su marcha e incluso parece acelerarse, diversificarse y expandirse de manera incontrolable. Nada parece mitigarla.

Estamos anegados por los efectos de la corrupción, a tal punto que hasta parece válido integrarlo al relato identitario de la nación. Es a partir de la necesidad de reflexionar sobre sus implicaciones que se desata esta muestra. No es una antología de casos, ni una lista de denuncias. Acaso trata de ofrecer al proceso artístico como una estrategia para ganar profundidad en el análisis y colaborar en la traducción de lo mucho que se pierde en ese juego perverso de tomar el dinero ciudadano para beneficiar a los intereses de unos cuantos.

El objetivo primordial es fomentar el imaginario crítico en torno a la corrupción para cuestionar y discutir las medidas que se han implementado para combatirla*. Lo anterior a través de la muestra en sí y de una serie mesas redondas en las que participaron distintas agrupaciones, analistas e investigadores especializados.

*Un ejemplo de ello es el Sistema Nacional Anticorrupción que comenzaría a funcionar en su totalidad a partir del 17 de julio del 2018. No obstante, existen Estados de la República que no han dado un solo paso para establecer los mecanismos indispensables para la implementación del Sistema.

Lista de artistas participantes:

Julieta Aguinaco, Carlos Aguirre, Benjamín Alcántara, Cecilia Barreto,
 Jeannette Betancourt, Antonio Bravo,  Edgar Cobián, Deriva.mx, Abraham González Pacheco, Jesús Jiménez, Los Macuanos, Víctor Sulser, Isaac Torres,  Fondo para la Construcción Moral.

Curaduría: Irving Domínguez y Víctor Palacios

Muestra colectiva presentada en la sala 5 “Nacho López” de Casa del Lago, Coordinación de Artes Visuales – Difusión Cultural, UNAM, del 11 de octubre del 2017 al 11 de febrero del 2018. 

La muestra estuvo conformada por un centro de documentación, una interfase audiovisual, un álbum de música, mesas informativas que incluyeron obra de los artistas participantes, así como piezas comisionadas y una selección de obra previamente realizada por los mismos. 

Toda la documentación en sala es cortesía de Casa del Lago, UNAM, con un agradecimiento especial a David Zamorano. 

Jeannette Betancourt (Nueva York, 1959), Rueda, barajas francesas modificadas, 2017.

A través de una referencia lúdica, la obra plantea un reflexión sobre los efectos de la corrupción en los distintos ecosistemas del territorio nacional. Ya sea por desmedida explotación de sus recursos, la construcción de grandes complejos turísticos o la contaminación, lo daños han sido continuos e incluso denunciado en flagrancia. Las consecuencias en la mayoría de los casos son irreversibles. Betancourt busca entrecruzar su reflexión plástica sobre la naturaleza con la agresión de que la disminuye: ¿En cuál medida la naturaleza refleja el grado de deterioro ético de una sociedad?

Victor Sulser (Jalisco, 1970), Serie Chivo expiatorio, Tinta china, grafito, acrílico, gouache y collage sobre papel, madera y tela montados sobre paneles de aglomerado, 2017

La traducción iconográfica de giros idiomáticos y las expresiones de la cultura urbana mexicana han sustentado en los últimos años las series de pintura y gráfica del artista. A través de una mezcla provocadora, Sulser provee de un imaginario renovado de la picaresca, resultado de la frustración y la resignación que moldea la vida ciudadana de los mexicanos, quienes hemos aprendido a sobrellevar los estragos de la inequidad, la violencia y la exclusión. El título de la serie hace referencia a la acción de culpara un individuo de un hecho que en realidad es responsabilidad de una colectividad. 

Cecilia Barreto (Ciudad de México, 1985), Inmensurable
madera de pino con cubierta de MDF, láminas de acrílico cortadas por láser y audio, 2017

Esta pieza retoma el diseño de los señalamientos que anuncian las distintas fases de construcción del Viaducto Bicentenario en el Estado de México. La infraestructura ha estado a cargo de la constructora española Obrascón, Huarte, Laín S. A., mediante licitaciones públicas obtenidas con irregularidades. La empresa OHL ha estado envuelta, responsable de todo el proyecto, ha estado envuelta en acusaciones durante los últimos años debido a las acusaciones por el soborno de funcionarios, y así beneficiarse de importantes obras públicas. La escultura incorpora gráficas sobre los días en los cuales las acciones de dicha empresa presentaron incrementos sorprendentes en la Bolsa Mexicana de Valores, fechas que coinciden con las elecciones para gobernador en el Estado de México durante los últimos once años. 

Cecilia Barreto (Ciudad de México, 1985), Inmensurable, Madera de pino con cubierta de MDF, láminas de acrílico cortadas por láser y audio, 2017.

Carlos Aguirre (Guerrero, 1948), Mexicorrupto, Instalación, 2017.

Carlos Aguirre (Guerrero, 1948), Mexicorrupto, Instalación: paneles de aglomerado, impresión digital (en papel y papel fotográfico), vinil, lápiz, pintura en aerosol y grafito, 2017.

Fondo para la Construcción Moral, ejercicio colectivo de estudiantes de la ENPEG La Esmeralda (INBA), 2017

Ficción de una sociedad sin fines de lucro que buscó replicar el discurso de distintas organizaciones de lucha contra la corrupción en México. Además de la obra plástica, repartieron entre el público impresos informativos, pines y papelería con el logotipo de la organización.

Benjamín Alcántara (Ciudad de México, 1969), La despensita, video monocanal con audio, 2008

Entre octubre y noviembre del 2007 el 80% del Estado de Tabasco se inundó. La tragedia fue resultado de la convergencia de distintas variables: fuertes precipitaciones, deforestación de las selvas tropicales y un manejo inadecuado de las presas hidroeléctricas que regulan los principales ríos de la región. Las inundaciones desplazaron a cerca de 20 mil habitantes, mientras un millón más sufrió daños en sus viviendas y tierras de cultivo. El Gobierno Federal envío ayuda y aplicó una exención fiscal extraordinaria al Estado. El entonces gobernador, Andres Granier, aprovecho el apoyo de alimentos para limpiar su “imagen” ante la opinión pública debido a la pobre reacción de su administración. En 2013 Granier fue procesado penalmente bajo los cargos de corrupción y malversación de recursos públicos. 

Benjamín Alcántara (Ciudad de México, 1969), La despensita, 2008.

Antonio Bravo (Ciudad de México, 1983), Correlación de fuerzas – Presunta complicidad, cemento, madera, paja y tierra + dibujos y mapas mentales, 2017

Esta obra es el resultado de un largo trabajo de campo que el artista realizó durante un semestre en distintas localidades de los Estados de Puebla, de México y la Ciudad de México. Entrevistó a varios funcionarios públicos y profesionistas de distintas ramas para averiguar su postura ante la corrupción local y en su ámbito laboral. Lejos de llegar a un resultado descriptivo, con carácter de denuncia, Bravo produjo un zócalo de tierra, paja y cemento que abstrae su experiencia ante las respuestas de sus interlocutores: ¿Qué forma tiene la corrupción?, ¿hasta qué punto podemos analizarla de modo objetivo e imparcial? La intención de la obra es transitarla y elegir una de las dos superficies o ambas, es decir, darnos cuenta que estamos muy implicados en toda esta problemática. 

Isaac Torres, (Ciudad de México, 1982), Panteón mexicano de la corrupción, placas de latón impresas con serigrafía, 2017

Esta serie de esquelas describe de manera sintética una decena de acontecimientos relacionados con actos de corrupción. Torres genera una obra que funge como homenaje a las víctimas, un memorial, a la vez que despliega  un panorama de omisiones y fallas sistemáticas relacionadas con actos de corrupción, los cuales han ocasionado la muerte de miles de ciudadanos en nuestro país.

Jesús Jiménez (Michoacán, 1978), Sí, merezco abundancia, libro de artista y registro en video, 2017

En febrero del 2017, mientras el ex gobernador del Estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, se encontraba prófugo, la Fiscalía General de aquel Estado incautó una bodega con bienes personales. Uno de los objetos que llamaron la atención de los medios masivos de comunicación fue una libreta de la marca Mont Blanc que pertenece a su esposa, Karime Macías, en la que estaba escrita en repetidas ocasiones la frase afirmativa “Sí merezco abundancia”. Jiménez reproduce la acción en una libreta de la misma marca y documenta el gesto. Así, liga un acto fundacional del arte conceptual con el sarcasmo que inspiran las motivaciones aspiracionales detrás de cada acto de corrupción. A pesar de su candidez, la declaración revela una ambición desmedida e implacable. 

Jesús Jiménez (Michoacán, 1978), Sí, merezco abundancia, libro de artista y registro en video, 2017

Abraham González Pacheco (Estado de México, 1989), Monopolítico, Intervención gráfica: grafito, acrílico y talla directa con lijas, 2017

Este mural recrea los sitios arqueológicos de Malinalco y Teotenango del Estado de México. Reconfigura con suspicacia e ironía un paisaje explotado por el uso político del pasado prehispánico y la implementación de programas federales que buscan resguardar la riqueza cultural de ciertas localidades, a la vez de explotarlas turísticamente con iniciativas como la de los Pueblos Mágicos (2007 a la fecha). Los representantes de los poderes locales suelen utilizar dicha herencia cultural para manipular a su favor la historia. En el dibujo se subraya la continuidad de esta tendencia que produce una retórica sustentada en la constante recuperación de un legado cuya trascendencia raya en lo metafísico. 

Los Macuanos, Epílogo, Nacional Records, 2017

Banda establecida en Tijuana, integrada por Moisés Horta y Moisés López, a quienes luego se sumó Reuben Torres. Son considerados los pioneros del subgénero Ruidosón, una combinación de beats tropicales, música popular del Noroeste de México y techno crudo. Epílogo sintetiza su experiencia de vivir en la Ciudad de México, así como la atmósfera de violencia y las condiciones de desigualdad que se han incrementado en todo el país desde el 2006. Un álbum con un tono claramente instrumental salpicado por samples tomados de grabaciones provenientes de protestas, señales de radiocomunicaciones interferidas, además de otros efectos generados en el estudio. Su presencia en la muestra lo sugiere como el soundtrack adecuado para nuestros tiempos.

Edgar Cobián, El otro es uno mismo, lápiz de color y tinta sobre papel, 2016

Esta serie delínea un conjunto de individuos grotescos de los cuales emanan fluidos desde distintos puntos del cuerpo. La exacerbada gestualidad y los miembros hinchados pueden ser leídos como metáfora de una sociedad enferma por la corrupción. Los dibujos se ligaron a una problemática actual: el tráfico y venta de combustible robado. Las tomas clandestinas que permiten esta actividad han aumentado de manera exponencial en el último sexenio, lo cual ha recrudecido el enfrentamiento entre miembros de las fuerzas armadas, las policías estatales y federales contra los ciudadanos que infringen la ley con esta práctica que les ha granjeado un nombre específico: huachicoleros

http://edgarcobian.blogspot.com/2017/08/bucle.html 

Noticiero Deriva.Mx

Vista de la instalación Noticiero DerivaMx, del colectivo Deriva.Mx,
2017. Registro de Pablo Somonte (Twitter)

/http://deriva.mx/noticiero/h

http://deriva.mx/noticiero/NoticieroDERIVA_pdf.pdf

http://deriva.mx/

Prensa: reportajes y reseñas

Reportaje de Sonia Ávila en el periódico Excélsior, 11 de octubre del 2017, sección Expresiones, página 6.

https://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-expresiones/11-10-2017/portada.pdf 

http://www.gaceta.unam.mx/20171030/fabulas-sin-moraleja-muestran-la-corrupcion/ 

https://www.latempestad.mx/corrupcion-arte/ 

Recorrido en video realizado por un visitante, noviembre del 2017

Anuncios

Curadurías 2017

bienal

XVII Bienal de Fotografía, Anacronismo de las imágenes: Documentos y recuperaciones.
Irving Domínguez y Amanda de la Garza, curadores. Centro de la Imagen – Secretaría de Cultura, Ciudad de México, 2016 – 2017.

Catálogo en línea. Editado por el Centro de la Imagen – Secretaría de Cultura, 2016.

PPAC 2017

Útiles para el desmantelamiento de la visión. Resultados del Programa de Producción en Arte Contemporáneo, generaciones 2  y 3, una iniciativa de Relaciones Inesperadas, Tijuana. Centro Cultural Tijuana – Secretaría de Cultura, 2017.

Útiles… en la página del CECUT

AM JJ CCC M

Anagramas matemáticos, individual de Jesús Jiménez en el Centro Cultural Clavijero, Morelia, Secretaría de Cultura del Estado de Michoacán, 2017.

Selección de notas de prensa:

Contramuro

Cambio de Michoacán

Quadratín

SIVc Lanzarote

SIVLanzarote

Poliptico Festival Video [Trazado] (Delantera)

Poliptico Festival Video [Trazado] (Trasera)

Caleidoscopio Steady-cam, programa de video monocanal mexicano para la Primera Semana Internacional de Videocreación de Lanzarote, Centro de Innovación Cultural El Almacen, Canarias, España. Del 1 a 3 de junio, 2017. Curador en jefe: Adonay Bermúdez.

Artistas seleccionados: Colectivo Estética Unisex en colaboración con Antanas Mockus, Karina Villalobos, Benjamín Alcántara, Olivia Vivanco, Leslie García, Carlos Iván Hernández, Nahatan Navarro Félix, Víctor G. Noxpango, Radix (Aurelio Contreras Cantú), Adela Goldbard y Andrew Roberts.

Programa del festival

Presentación a medios 

Sobre la XVII Bienal de Fotografía

¿Por qué decidimos Amanda de la Garza y quien escribe estas líneas incorporar obra no fotográfica a esta edición de la Bienal?

Porque su convocatoria planteó la posibilidad de establecer vínculos entre distintas modalidades de la representación artística tomando por base conceptual a la imagen fotográfica pero sin limitarse al dispositivo fotográfico:

“La evolución tecnológica que ha acompañado el desarrollo de la fotografía nos ha llevado a una era donde la imagen ocupa un lugar central; lo que en términos de creación ha derivado en que este medio se haya convertido en uno de los lenguajes más importantes del arte contemporáneo.
En este contexto, la presente convocatoria propone motivar a una reflexión acerca de la producción de imágenes desde formatos audiovisuales e impresos que hayan sido generados por distintas áreas de pensamiento: desde la era digital, la antropología visual, la sociología, el archivo, los medios masivos de comunicación, hasta las artes visuales.”

También la convocatoria manifestó que los curadores desarrollarían una muestra a partir de las propuestas destinadas al certamen:

“5.2. Se deja a discreción de los curadores, con autorización del autor, la modificación de las piezas y los croquis en pro de la integración de la muestra.
5.3. Para la muestra los curadores podrán solicitar a los autores seleccionados obra no presentada en esta convocatoria con la intención de enriquecer la propuesta curatorial de la Bienal” Apartado 5. Exposición

Y eso fue lo que sucedió. Dialogamos con todos y cada uno de los 49 seleccionados durante un periodo de trabajo de 9 meses. Durante las juntas de trabajo se revisaron los proyectos y se desarrollaron ediciones con base en la presentación museografica; se eligieron de manera conjunta dispositivos y soportes de presentación de las propuestas.

En prácticamente todos los casos se tomaron decisiones conjuntas con los artistas respecto de los formatos y sustratos de impresión antes de continuar con la fase de impresión y enmarcado. En varios más el diálogo permitió incorporar en la propuesta museográfica elementos correspondiente a fases previas del proceso, e incluso desarrollar piezas nuevas para esta muestra.

En esos casos, la propuesta inicial seleccionada tuvo una larga vida expositiva previa a su incorporación curatorial a la muestra de la XVII Bienal, eso nos ocurrió con la obra de Carlos Iván Hernández y Adela Goldbard por ejemplo. Ello nos obligó a reconsiderar, por consenso con los artistas mismos, las piezas que debían presentarse en sala y accedieron a trabajar nuevas propuestas para la curaduría. En ambos casos sus propuestas tenían relación con su producción reciente y no necesariamente tenían que cumplir con un elemento fotográfico para formar parte de la muestra.

Tal y como señalamos en el ensayo curatorial que acompaña el catálogo:
“El trabajo curatorial de esta edición se ha centrado en discutir con los participantes acerca de los formatos de exhibición de los proyectos presentados en la convocatoria, así como de la selección de componentes específicos de series u obras ya existentes. El planteamiento que propusimos para la salas del Centro de la Imagen intenta articular temas afines, argumentos, procesos y estrategias artísticas que muestran las tensiones a las que está sujeta la imagen en la contemporaneidad.”
“La XVII Bienal de Fotografía se articula a través de tensiones y eslabonamientos entre los proyectos seleccionados. Gran parte del trabajo preparatorio consistió en un diálogo continuo con los artistas que ha dado por resultado la presentación de obras creadas ex profeso para la muestra. En otros casos convenimos presentar parte del proceso de trabajo junto con la obra seleccionada, con el fin de acercar al público a los intereses y estrategias que mueven el desarrollo creativo. Bitácoras, bocetos y fuentes documentales hacen parte de la propuesta museográfica.”
En ese texto damos cuenta de la gran mayoría de las piezas y el porqué nos intereso incluirlas en la muestra. Si el recuento no es exhaustivo se debió a criterios editoriales, es decir, a límites en la extensión del texto. Les invitamos a leerlo:

Anacronismo de las imágenes: Documentos y recuperaciones

Para visualizar en línea la obra de los 49 seleccionados:

XVII Bienal de Fotografía

Por lo general, publico en este blog cuando los ciclos curatoriales se han cerrado, pero en esta ocasión he considerado necesario aprovechar este espacio para abonar en la discusión pública que ha desatado nuestra curaduría Anacronismo de las imágenes. Documentos y recuperaciones, puesto que mi trabajo curatorial siempre ha puesto en diálogo a la fotografía con otros lenguajes y dispositivos del arte. En este blog pueden hallarse varios ejemplos de esa tarea continua.

182

184

189

Circuito de quimeras

Muestra del primer Programa de Producción en Arte Contemporáneo de Relaciones Inesperadas, Galería del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Tijuana, del 10 de junio al 22 de julio del 2016.

 

Circuito de Quimeras

Bienvenidos a esta recopilación de artefactos, cada uno resultado de las propuestas desarrolladas por los participantes de la primera generación del Programa de Producción de Arte Contemporáneo, una iniciativa de Relaciones Inesperadas.
A pesar de sus visibles diferencias es posible establecer zonas de contacto entre varias de estas obras en función de los temas que interesan y, en algunos casos, obsesionan a sus autores.

Comencemos con aquella que explora las posibilidades de la ilusión. Mientras Arturo Alamilla ofrece un dispositivo gráfico (casi artesanal) a partir de la memoria producida por los traumas, Gustavo Camarena se apropia del despojo para elaborar un diorama del vacío urbano y así evocar la pertinencia de las espacios temporalmente inactivos en los ciclos propios de los ecosistemas urbanos.
Por su parte Andrew Roberts va más allá de la fantasía para animar a un proveedor de servicios que es capaz de satisfacer necesidades apremiantes de nuestras sociedades aunque ideológicamente situadas en un “futuro” cada vez menos postergable.
La siguiente zona ha sido ocupada por artistas dispuestos a llevar hasta el límite las posibilidades plásticas de los materiales elegidos para sus piezas.

Carlos Cisneros continúa enfrentado elementos recuperados de la calle con técnicas tradicionales y procesos industriales. En esta ocasión propone un monumento portátil cuya ubicación en la sala dependerá del juicio de quienes visiten la exhibición.
Luis Alonso Sánchez ofrece un dispositivo que disloca los bordes entre escultura y pintura. Parte de su serie Catabolismo, la inestabilidad estructural de la obra enfatiza las posibilidades de la acumulación, el collage y la implosión simbólica del plano pictórico al desparramarse en el espacio.
Las reflexiones sobre el tránsito permanente que constituye la identidad de los habitantes del corredor urbano Tijuana – San Diego, así como la presión constante hacia esa movilidad debido a la retórica nacionalista ligada al uso propagandístico del término seguridad, están bien ejemplificados en las instalaciones de Jill Holslin, Antonio Leyva y Julio M. Romero.
Un par de zonas contiguas convocan a cuatro de los participantes. Erika Murriett elabora un posicionamiento hacia la violencia verbal a partir de las posibilidades del trabajo pictórico, mientras Gabriela Gutiérrez ofrece una ventana a su interpretación de la melancolía. Estos procesos catárticos están muy emparentados con las propuestas de Mauricio Muñoz y Vladimir Mancillas.
En Ágora Muñoz juega con las puertas giratorias de la identidad masculina, en una sociedad que la considera una condición infalible, esta serie demuestra la relevancia de ciertos encuentros furtivos pero inevitables para mantener las apariencias. A su vez, Mancillas nos comparte una aproximación intuitiva al arte acción con base en el lenguaje corporal asignado como estereotipo a ciertos varones homosexuales en las calles de esta ciudad.
Finalmente Mónica Martínez y Natalia Pérez Gilbert nos revelan la última zona explorada por este grupo de artistas emergentes: aquella donde lo institucional configura tanto los relatos históricos como las condiciones para el desarrollo profesional de los diversos agentes culturales en este país. Ambas propuestas subrayan la urgencia, por una parte, de liberar la memoria reprimida, y por otra, de socializar las pequeñas batallas que informan la gestión cultural, un espejo de las dinámicas laborales contemporáneas. Elija usted su quimera preferida.

Irving Domínguez, curador invitado, Tijuana, junio del 2016.

 

Documentación museográfica: Antonio Leyva; cortesía de Relaciones Inesperadas.

Agradecimientos: Ingrid Hernández y Abraham Ávila – Relaciones Inesperadas.

Guillermo García, Coordinador de Sala –IMAC Tijuana.

Reseñas:

Periférica

Entrevista a Ingrid Hernández y al curador

Inauguración

Más información sobre Relaciones Inesperadas, Tijuana

_ley1301

Arturo Alamilla, Recuerden a los autores, Escultura a partir de dibujos y soportes translúcidos con fuente de iluminación en caja de madera, 50 x 40 x 20 cm, 2016.

 

_ley1291

Arturo Alamilla, Recuerden a los autores (detalle), Escultura a partir de dibujos y soportes translúcidos con fuente de iluminación en caja de madera, 50 x 40 x 20 cm, 2016.

_ley1320

Jill Marie Holslin, Contra vigilancia (detalle), Instalación: muro de lamina de acero de 2.38 x 1.22 m y pantalla digital de 12 pulgadas (720p) con documentación fotográfica de la construcción del muro fronterizo EUA – México realizada por la artista entre los años 2008 a 2012; 2016.

_ley1308

Jill Marie Holslin, Contra vigilancia, Instalación: muro de lamina de acero de 2.38 x 1.22 m y pantalla digital de 12 pulgadas (720p) con documentación fotográfica de la construcción del muro fronterizo EUA – México realizada por la artista entre los años 2008 a 2012; 2016.

_ley1376

Andrew Roberts, Sunrise Corporation, Instalación: animación digital en video en formato MP4, estructura metálica, impresión en vinil autoadherible, muro con pintura negra, 2016. Pantalla de 50 pulgadas + Estructura metálica: 4  x 1.3  x .05 m + recorte de vinil de .3 x 2.5 m

_ley1339

Andrew Roberts, Sunrise Corporation (detalle), Instalación: animación digital en video en formato MP4, estructura metálica, impresión en vinil autoadherible, muro con pintura negra, 2016. Pantalla de 50 pulgadas + Estructura metálica: 4 m x 1.3 m x 5 cm + recorte de vinil de .3 x 2.5 m

_ley1435

Carlos Cisneros – Elsoldelrac, Monumento / Don’t Fuck Around / Nacimiento de un ser libre, Escultura móvil (metal, concreto, plástico, vidrio, madera), 2016.

_ley1345

Luis Alonso Sánchez, de la serie Catabolismos, instalación pictórica, 2.74 x 2.43 x 1.52 m aproximadamente, 2016.

 

_ley1337

Gustavo Camarena, Vistas de ayer, Instalación: estructura de postes recubierto de tabla roca, fotografía impresa sobre vidrio y caja de sonido, ambas empotradas en muro falso. 2.50 x 2.05 x .09 m, 2016.

_ley1382

Erika Murriett – Lemurrie, Talk Laughter, Pintura (acrílico, pintura en aerosol y tintas sobre madera aglomerada), tres paneles de 72 x 24 pulgadas. Dimensiones totales del tríptico: 1.82 x 1.82 m. 2016

_ley1400

Mauricio Muñoz, Ágora, políptico: 3 fotografías y carta escrita sobre papel de libreta, 90 x 76 cm, 2016.

vladimir-mancillas

Vladimir Mancillas, Intento de joteo, documentación de performance en video (still), 3 minutos en loop, 2016.

_ley1381

Gabriela Gutiérrez, de la serie Saudade, caja de luz de 1.2 x .86 m, 2016.

_ley1408

Julio M. Romero, Puerta México, Instalación: varilla de acero recuperada y triturada, imanes, placa de mármol blanco, 2016.

_ley1370

Mónica Martínez – M Goebel, Billete conmemorativo del 25 aniversario luctuoso del Licenciado Luis Donaldo Colosio Murrieta, en circulación a partir del 23 de marzo de 2019 (anverso), Impresión digital sobre papel moneda, 2016.

_ley1378

Natalia Pérez Gilbert, _error_de_sistema.2,  Instalación y performance: fotocopiadora, documentos, utensilios para corte y pegado de papel, hojas blancas, 2016.

“Los hermosos chicos muertos” de Jimena Padilla

Texto de presentación para la muestra colectiva Venus y tres miradas… presentada en la Casa Frissac, Tlalpan, Ciudad de México en el 2009.

*

Si Venus fuera un chico o sobre la negada vulnerabilidad de lo masculino

“In a way, you can be much more intimate with people you don’t know. But the fan thing conjures up that something’s missing, that there’s an inadequacy.” Elizabeth Peyton

La obra que Jimena Padilla ha reunido para esta exhibición responde a una cuidadosa estrategia de provocación que cuestiona su propia formación como artista plástica (y por extensión a la de toda su generación) a través de los préstamos que obtiene del universo del cómic japonés, de la cultura visual generada y sostenida por agrupaciones de rock estadounidenses y europeas establecidas a partir del movimiento punk, así como de la estricta codificación para la manifestación erótica del deseo sobre la cual se articulan los diversos géneros del manga (en particular la del género yaoi).

A partir de estas fuentes, la artista obtiene híbridos soportados en una operación gráfica adaptable en escala y tipo de impresión, cuya economía de recursos visuales les permite una contundencia visual propia del cómic, la ilustración infantil y ciertas modalidades de la gráfica callejera contemporánea. Aprovechando estas características que apelan a lo sensorial, Padilla nos ofrece a un repertorio de creaturas que trastocan las certidumbres de la representación masculina como afirmación de la virilidad y cuestionan las estereotipadas atribuciones que se le asignan a las representaciones del cuerpo humano hechas por mujeres, sobre todo las de cuerpos de varones.

La serie Suite Steven es un buen ejemplo de ello, la imagen pública del cantante Steven Patrick Morrissey es sometida a una fantasía de dominación y redención a través del dolor infligido por el amante hacia el amado, siguiendo los códigos del yaoi, claro está. Quienes conocen bien la lírica del cantautor podrían considerar esta representación visual como una extensión lógica de su propio imaginario afectivo, pero la artista va más allá de la mera admiración proferida por el/la fan. En lugar de ilustrar alguno de los muchos “escenarios emocionales” dispuestos en sus canciones, Padilla objetiva su propio deseo en un cuerpo y una individualidad específica, aunque esto último resulte un híbrido, una combinación entre representación mediática y singularidad artística.

Imagen

Siguiendo esta misma estrategia, la virilidad es apropiada de nueva cuenta en el ciclo Los hermosos chicos muertos. Ahora toca el turno a personalidades clave en el culto paralelo a la melomanía que sostiene a la industria del rock en el mundo globalizado. La hostilidad y el hedonismo característicos de Sid Vicious son transformados hasta obtener una imagen bucólica de este antihéroe del rock: un chico melancólico y herido, abstraído en su propia rabia. O que decir de Kurt Cobain, abatido en su propio dolor, acaso planeando como utilizar sus nuevos poderes adquiridos en un mundo paralelo, ajeno a su propia labor musical…

Imagen

Sid Vicious, de la serie The beautiful dead boys, 2008 – 2009.

Kurt Cobain, de la serie The beautiful dead boys, 2008 – 2009.

Imagen

 

Más allá de una mera reiteración de las narrativas creadas por la enfebrecida mente de un admirador sin restricciones, Jimena Padilla nos ofrece los resultados de un proceso deconstructivo de los valores asignados y refrendados por los seguidores de estos músicos y sus respectivas trayectorias, en su mayoría varones jóvenes, o mejor dicho, sostenida por una subjetividad homogeneizada que insiste en focalizar la relevancia de lo masculino en la vida social de la música rock.

Dicho procedimiento se verifica en la transformación radical de la apariencia corporal de estos “ídolos”, una reconfiguración con implicaciones necrofílicas que también podría responder a una búsqueda metafísica, donde la sublimación de lo corporal a través de la angustia, el dolor y el placer físico ofrece la posibilidad de trascender un hostil u ajeno ámbito social a través de la introspección y el hermetismo emocional.

Al final, la artista le devuelve a sus espectadores no tanto la concreción de un anhelo común entre varios individuos como la confrontación con toda su sensibilidad y sensorialidad rutinariamente reprimida.

Es muy probable que mientras usted lee esto, algún espectador acuse a la artista de banalizar la trascendencia de estos “genios” de la música popular contemporánea, otro intente ridiculizar el trabajo subrayando que “sólo a una niña se le podría ocurrir esto”, mientras uno más sólo haga una mueca de desaprobación ante las imágenes. En eso precisamente reside la cualidad de este conjunto de obras: en la incomodidad de saber que la virilidad es plástica, maleable, artificial… Mientras tanto, un arrepentido Sid regresará a la mazmorra para desatar a su ángel y arrebatarle a Steven unos cuantos besos de su dulce boca.

Irving Domínguez, octubre del 2009, Centro Histórico de la Ciudad de México, en el año de “bajar el switch”.

 

Imagen

Todas las imágenes realizadas por Jimena Padilla, pertenecen a la serie Suite Steven (2006 -2007) y The beautiful dead boys (2008 – 2009), gráfica digital impresa en plotter y en tela por método de sublimación de tintas.

Portafolio de Jimena Padilla: http://muyez.daportfolio.com/